CEVICHE

Hace poco probé por primera vez el ceviche, y como era de esperar, ¡me encantó! Ahora he probado a prepararlo en casa, y para ser el primero no ha salido nada mal. Además no tiene ninguna complicación, y el plato es muy aparente.

Ingredientes (2 personas) 

  • 300gr de pescado
  • 6 limas
  • 1 pizca de chile fresco (si lo prefieres en polvo)
  • 1 cebolla morada
  • 1 aguacate
  • 8 langostinos
  • 1 pizca de jengibre en polvo
  • 1 pizca de ajo en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 pizca de cilantro o perejil

Elaboración

  1. Llena un cazo con agua y cuando hierva agrega los langostinos y cuécelos 2 minutos. Cuando estén, mételos en agua fría para cortar la cocción.
  2. Corta el pescado en cubos del tamaño de un dado.
  3. En un bol añade el zumo de lima, la pimienta negra, el ajo y el jengibre en polvo. Añade los cubos de pescado y los langostinos, y mezcla bien todos los ingredientes. Asegúrate de que el pescado queda bien cubierto por el zumo.
  4. Deja marinar 30 minutos en el frigorífico.
  5. Corta el aguacate en dados del mismo tamaño del pescado y reserva.
  6. Corta la cebolla morada. Yo lo he hecho en juliana pero podéis hacerlo a vuestro gusto.
  7. Corta el chile en taquitos pequeños o a vuestro gusto.
  8. Añade el aguacate, la cebolla, el chile , el cilantro y un poco del sal al pescado marinado y mézclalo otra vez.
  9. Para presentar, yo hice una montón y coloqué arriba los langostinos.

Es posible que si es la primera vez que lo preparáis, os pase como a mí y os quede demasiado ácido. No tengáis miedo con las especias, y sino, siempre hay tiempo de corregir esta acidez al final.

¡A sacar vuestra vena cevichera y a disfrutar! Que es lo que queremos.

Ingredientes ceviche  

Anuncios

Boniatos rellenos

Esta semana he preparado boniatos rellenos porque últimamente los veo por todos lados y he creado una versión a mi antojo, y como me han gustado tanto he decidido compartir la receta con vosotros. Necesitas bastante tiempo para prepararlos pero la receta no tiene ninguna complicación y quedan muy vistosos.

 

Los he rellanado de pollo porque me había sobrado un poco del asado y, ¡aquí se aprovecha TODO! Vosotros los podéis rellenar de cualquier cosa. Para completarlo le añadí un poco de guacamole por encima porque soy una fanática del aguacate en todas sus formas y colores, y por último un poco de salsa de yogur que le da un toque muy refrescante y agradable.

Ingredientes

  • 2 boniatos (o los que necesitéis)
  • 2 pechugas de pollo
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 aguacate
  • 1 yogur
  • Tomate frito
  • Tomate concentrado
  • 1 limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Pimentón
  • Tomillo
  • Orégano
  1. Asamos los boniatos a 180º unos 30´ tras partirlos por la mitad sin llegar abrirlos del todo.
  2. Rehogamos la cebolla, el pimiento y el ajo. Le añadimos 3 cucharadas de tomate frito y 2 cucharillas de tomate concentrado. Tras juntar todo sazonamos con la sal, pimienta, orégano, pimentón y tomillo. Podéis usar las especias que más os gusten.
  3. Añadimos el pollo previamente desmigado y lo dejamos 5 minutos a fuego medio para que se impregne con todos los sabores.
  4. Guacamole: aplastamos el aguacate con el tenedor y le añadimos zumo de limón y cebolleta picada. (este un guacamole bastante exprés pero para esta receta suficiente).
  5. Salsa de yogur: mezclamos el yogur con zumo de limón, sal, pimienta y perejil fresco. (podéis sustituirlo por cebollino o menta y también queda perfecto)
  6. Por último, rellenamos el boniato.

Os prometo que quedan buenísimos y además es un plato muy contundente. Ya estáis comprando boniatos para hacer los vuestros y tunearlos a vuestro estilo ¡Animaros!

PAN DE CEREALES Y SEMILLAS

El buen sabor a pan. ¿A quién no le gusta?

Llevaba tiempo queriendo hacer pan casero y como sé que no es nada fácil que salga bien he elegido una receta para panaderos principiantes de Gonzalo d´Ambrosio. En esta receta no se usa masa madre, el principal rompecabezas de mucha gente a la hora de hacer pan. Lo mejor, que es súper fácil y el resultado final sorprendente.

La verdad que estoy muy orgullosa con mi primer pan, y prepararlo es muy gratificante. Amasar con las manos, ver como crece la masa, como se dora la corteza… En el horneado no podía despegarme del horno para ver como crecía. Además, el olor que desprende…. ¡¡¡por favor!!! ¿Puede haber algo mejor?. He abierto la puerta de la cocina para que oliese a pan recién hecho por toda la casa.

Poco a poco iré preparando panes más complicados y con más variantes pero para empezar, no ha estado nada mal. Así que os animo a sacar vuestra vena panadera y que os pongáis como locos a preparar vuestro pan casero.

Como no me quiero repetir, y además Gonzalo lo explica tan bien, os dejo el link de la receta. Podéis salsear por su blog y veréis que tiene una infinidad de recetas súper sencillas y muy resultonas.