GALLETAS DE JENGIBRE Y MIEL

Recuerdo la primera vez que probé estas galletas… fue empezar a comer y no parar. Crujientes, delicadas y con un toque especiado… ¡otro nivel!. Lo mejor de todo es que son facilísimas de hacer y os prometo que están buenísimas.


Ingredientes

  • Harina: 300 gr
  • Levadura en polvo: 2 1/2 cucharaditas
  • Jengibre en polvo: 1 cucharada
  • Canela molida: 1 1/2 cucharaditas
  • Nuez moscada molida: 1/2 cucharadita
  • Sal: Una pizca
  • Mantequilla: 115 gr
  • Azúcar moreno: 150gr
  • Esencia de vainilla: 1 cucharadita
  • Miel: 2 cucharadas

Pasos a seguir

  1. En el cuenco mediano pon la harina, la levadura, el jengibre, la canela, la nuez moscada y la sal, y mézclalo todo.
  2. En el cuenco grande bate la mantequilla, el azúcar moreno y la vainilla. Después añade a esta mezcla el huevo y la miel, y vuelve a batir.
  3. Añade la harina y mezcla hasta unir todos los ingredientes. Divide la masa en dos, forma un disco plano con cada mitad, envuélvelos el papel film y ponlos a reposar en la nevera 1 hora.                                                                                                                                                                    
  4. Precalienta el horno a 180º.
  5. Espolvorea la superficie de trabajo con un poco de harina y coloca uno de los discos encima y espolvorea la parte superior de la masa.
  6. Extiende la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 6 mm.
  7. Ahora toca darle forma a las galletas. Si tienes moldes para galletas estupendo, sino puedes hacerlo con la parte superior de un vaso para hacerlas redondas. Repetir el proceso con la otra mitad de la masa. ¡¡No olvides aprovechar los restos!! Con los bordes sobrantes de la masa vuelve a hacer una bola y haz más galletas.
  8. Colócalas en la bandeja del horno con una separación de 2,5 cm entre cada galleta. Prepara previamente la bandeja untándola con mantequilla o cubriéndola con papel de horno.
  9. Hornearlas durante 10-12 minutos.
  10. Dejarlas enfriar sobre un rejilla.
  11. Por último, decóralas a tu gusto. Yo lo hice con chocolate y azúcar glass.

Tenéis que comprobar por vosotros mismos el olor de estas galletas al hornearlas. ¡Una maravilla!

Espero que os animéis a hacerlas y os gusten tanto como a mí.

 

Anuncios

TRUFAS DE CHOCOLATE DE MUERTE

Yo siempre he dicho que si os encontráis con alguien al que no le guste el chocolate… ¡ojito! esa persona no es de fiar.

Las trufas son una idea estupenda como postre navideño como variante de los turrones, mazapanes y polvorones de toda la vida.

Yo he seguido la receta (con alguna pequeña modificación) de Anna Olson,  una de las mejores reposteras del universo, de esas profesionales que da gusto ver trabajar. Hacer trufas de chocolate no es nada complicado, pero sí laborioso. Así que, ¡tened paciencia si os decidís a hacerlas!

Ingredientes

  • 400gr de chocolate para fundir (200gr para la ganache-200gr para la cobertura)
  • 200ml de nata para montar
  • Licor de naranja (o vuestro licor preferido)
  • Extras: pistachos, cortezas de naranja (o cualquier adorno que queráis)
  1. Poner 200ml de nata a calentar en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, verter sobre los 200gr de chocolate troceado previamente. Mezclar hasta que se funda.
  2. Si queréis que algunas lleven licor (yo he añadido de naranja) separáis parte del chocolate y le añadís el licor que queráis. Reservar ambas mezclas en la nevera. Yo recomiendo que esté una noche entera para que después sea más fácil manipularlo al darle forma, aunque con 3-4 horas es suficiente.
  3. Cuando la mezcla esté fría damos forma a las trufas con las manos y volvemos a reservar en la nevera.
  4. Fundir 200gr de chocolate para la cobertura de las trufas. Después las sumergís en el chocolate fundido y las colocáis sobre una rejilla para que escurra el chocolate sobrante. Debajo colocáis otra bandeja con papel de horno para no manchar.
  5. El toque final para que queden de exposición es adornarlas. Yo a las que llevan licor de naranja les he añadido unas virutas de corteza de naranja, a otras virutas pistacho y al resto unas finas tiras de chocolate por encima.

Podéis adornarlas como veáis, con almendras, cacao en polvo, fideos de chocolate… esto ya es al gusto del consumidor.

Yo os aseguro que si las preparáis vais a triunfar ante vuestros amigos o familiares. Ahora es tu turno. Cualquier duda o sugerencia que tengas no dudes en compartirla.

Así son las de Anna Olson y así me han quedado a mí. Creo que esta vez apruebo más que de sobra.