CEVICHE

Hace poco probé por primera vez el ceviche, y como era de esperar, ¡me encantó! Ahora he probado a prepararlo en casa, y para ser el primero no ha salido nada mal. Además no tiene ninguna complicación, y el plato es muy aparente.

Ingredientes (2 personas) 

  • 300gr de pescado
  • 6 limas
  • 1 pizca de chile fresco (si lo prefieres en polvo)
  • 1 cebolla morada
  • 1 aguacate
  • 8 langostinos
  • 1 pizca de jengibre en polvo
  • 1 pizca de ajo en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 pizca de cilantro o perejil

Elaboración

  1. Llena un cazo con agua y cuando hierva agrega los langostinos y cuécelos 2 minutos. Cuando estén, mételos en agua fría para cortar la cocción.
  2. Corta el pescado en cubos del tamaño de un dado.
  3. En un bol añade el zumo de lima, la pimienta negra, el ajo y el jengibre en polvo. Añade los cubos de pescado y los langostinos, y mezcla bien todos los ingredientes. Asegúrate de que el pescado queda bien cubierto por el zumo.
  4. Deja marinar 30 minutos en el frigorífico.
  5. Corta el aguacate en dados del mismo tamaño del pescado y reserva.
  6. Corta la cebolla morada. Yo lo he hecho en juliana pero podéis hacerlo a vuestro gusto.
  7. Corta el chile en taquitos pequeños o a vuestro gusto.
  8. Añade el aguacate, la cebolla, el chile , el cilantro y un poco del sal al pescado marinado y mézclalo otra vez.
  9. Para presentar, yo hice una montón y coloqué arriba los langostinos.

Es posible que si es la primera vez que lo preparáis, os pase como a mí y os quede demasiado ácido. No tengáis miedo con las especias, y sino, siempre hay tiempo de corregir esta acidez al final.

¡A sacar vuestra vena cevichera y a disfrutar! Que es lo que queremos.

Ingredientes ceviche  

Anuncios

SALMÓN TERIYAKI CON ARROZ

Probé hace poco esta plato y me gustó tanto que he vuelto a prepararlo para enseñároslo. Es un plato muy sencillo, rico y aparente. Yo lo acompaño con arroz, pero con pasta también queda perfecto, incluso con una ensalada si preferís algo más ligero, porque con este platazo con hambre no os vais a quedar.

Ingredientes (1 persona)

  • 200 gr de salmón
  • 100 gr de arroz (yo uso de grano largo)
  • 120 ml de salsa teriyaki
  • 1 diente de ajo
  • Cebolla
  • Semillas de sésamo
  • Puerro

Pasos 

  1. En una bolsa colocamos el salmón, y le añadimos la salsa teriyaki y el ajo. Marinamos 1 hora mínimo. (lo del ajo es opcional pero a mí me gusta el sabor que le da)
  2. En una cazuela, sofreímos la cebolla. Cuando esté doradita, añadimos el arroz, el agua (siempre el doble de agua que de arroz) y dejamos cocer.
  3. Calentamos la sartén y salteamos el salmón. Os recomiendo no hacerlo más de 4 minutos por cada lado porque sino se os hará demasiado y será una pena. Vamos vertiendo un poco de salsa por encima mientras se hace para que se empape bien.
  4. Para la presentación, colamos primero el arroz y después el lomo de salmón por encima. Le añadimos puerro picadito y unas semillas de sésamo para adornar, ¡y listo para deborarlo!

Es un plato muy completo que os dejará la tripa bien llena, y os aseguro que os va a gustar. La combinación del salmón con el teriyaki es perfecta. Ahora os toca a vosotros prepararla y como siempre darle vuestro toque personal.

     

 

Tarta de chocolate y cerveza negra

Esta tarta me entró por los ojos nada más verla y me pareció tan poco usual que me entraron todavía más ganas de probarla. Yo he seguido la receta de Delicious Martha porque la prepara de una forma muy sencilla y el resultado es perfecto.

Muchos seguro que torcéis el morro al escuchar la palabra cerveza en este postre, pero os aseguro que si la probáis cambiaréis de opinión nada más meteros el primer pedazo a la boca, y después no podréis parar de comer porque está increíblemente buena. Su sabor es espectacular y la textura súper esponjosa. La cerveza negra marida de maravilla con el chocolate o cacao puros y potencia su sabor, lo que hace que su uso sea un puntazo en esta tarta. (Vamos, que si os gusta el chocolate ya la podéis probar). Además, el queso crema que va sobre la tarta es la pareja de baile perfecta ya que crea el equilibrio ideal con la intensidad del pastel.

 * CONSEJO: Preparad cobertura de queso de más porque para cuando llega la hora de     colocarla sobre la tarta te habrás comido la mitad… 😉

En cuanto a la cerveza podéis usar la que queráis, siempre que sea negra. La típica es la Guinness pero yo en esta ocasión he utilizado la Keler Brown, una edición limitada que ha sacado la marca cervecera.

Aunque no os guste la cerveza estoy segurísima de que os va a encantar. Probad a prepararla y alucinaréis con su sabor,  y cuando vuestros amigos la prueben os querrán eternamente.

 

 

 

Boniatos rellenos

Esta semana he preparado boniatos rellenos porque últimamente los veo por todos lados y he creado una versión a mi antojo, y como me han gustado tanto he decidido compartir la receta con vosotros. Necesitas bastante tiempo para prepararlos pero la receta no tiene ninguna complicación y quedan muy vistosos.

 

Los he rellanado de pollo porque me había sobrado un poco del asado y, ¡aquí se aprovecha TODO! Vosotros los podéis rellenar de cualquier cosa. Para completarlo le añadí un poco de guacamole por encima porque soy una fanática del aguacate en todas sus formas y colores, y por último un poco de salsa de yogur que le da un toque muy refrescante y agradable.

Ingredientes

  • 2 boniatos (o los que necesitéis)
  • 2 pechugas de pollo
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 aguacate
  • 1 yogur
  • Tomate frito
  • Tomate concentrado
  • 1 limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Pimentón
  • Tomillo
  • Orégano
  1. Asamos los boniatos a 180º unos 30´ tras partirlos por la mitad sin llegar abrirlos del todo.
  2. Rehogamos la cebolla, el pimiento y el ajo. Le añadimos 3 cucharadas de tomate frito y 2 cucharillas de tomate concentrado. Tras juntar todo sazonamos con la sal, pimienta, orégano, pimentón y tomillo. Podéis usar las especias que más os gusten.
  3. Añadimos el pollo previamente desmigado y lo dejamos 5 minutos a fuego medio para que se impregne con todos los sabores.
  4. Guacamole: aplastamos el aguacate con el tenedor y le añadimos zumo de limón y cebolleta picada. (este un guacamole bastante exprés pero para esta receta suficiente).
  5. Salsa de yogur: mezclamos el yogur con zumo de limón, sal, pimienta y perejil fresco. (podéis sustituirlo por cebollino o menta y también queda perfecto)
  6. Por último, rellenamos el boniato.

Os prometo que quedan buenísimos y además es un plato muy contundente. Ya estáis comprando boniatos para hacer los vuestros y tunearlos a vuestro estilo ¡Animaros!

ROSCÓN DE REYES

Esponjoso por dentro, dorado por fuera. Seco o relleno, no importa. Para mí el rey de los dulces navideños. El roscón de reyes es una maravilla. Untar y volver a untar en leche, un trozo, otro trozo, y otro… y así hasta reventar. Hacer roscón casero es una forma de asegurarte que vas a comer un buen roscón y además es realmente satisfactorio. Encima, poder presumir de roscón al servirlo en la mesa también está muy bien.

Su preparación no es difícil pero tiene su aquel. Una de las cosas que he aprendido al hacer roscón es que la prisa y las masas no hacen una buena pareja. Para que la masa sea esponjosa, de esas que se derriten en la boca, es muy importante darle el tiempo necesario a la levadura para que trabaje y despierte, así que, ¡paciencia!

Esta vez he seguido la receta de Iban Yarza, un gurú del mundo del pan. Es una delicia verle trabajar y escuchar sus consejos. Tuvimos la suerte de poder verle preparar roscón casero en el programa de David de Jorge.  ↵ (pincha para ver la receta).

Yo tengo que confesar que he fracasado varias veces a la hora de hacer roscón, pero como dicen, ¡persiste y vencerás! Una vez comimos roscón cuadrado, eso sí, de sabor buenísimo. Os animo sin dudarlo a hacerlo en casa, una vez que pruebas repetirás todos los años, y es que el cariño se nota cuando lo comes.

Os dejo algunas fotos del proceso y el vídeo de la receta para que no os perdáis ningún detalle.

 

 

TRUFAS DE CHOCOLATE DE MUERTE

Yo siempre he dicho que si os encontráis con alguien al que no le guste el chocolate… ¡ojito! esa persona no es de fiar.

Las trufas son una idea estupenda como postre navideño como variante de los turrones, mazapanes y polvorones de toda la vida.

Yo he seguido la receta (con alguna pequeña modificación) de Anna Olson,  una de las mejores reposteras del universo, de esas profesionales que da gusto ver trabajar. Hacer trufas de chocolate no es nada complicado, pero sí laborioso. Así que, ¡tened paciencia si os decidís a hacerlas!

Ingredientes

  • 400gr de chocolate para fundir (200gr para la ganache-200gr para la cobertura)
  • 200ml de nata para montar
  • Licor de naranja (o vuestro licor preferido)
  • Extras: pistachos, cortezas de naranja (o cualquier adorno que queráis)
  1. Poner 200ml de nata a calentar en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, verter sobre los 200gr de chocolate troceado previamente. Mezclar hasta que se funda.
  2. Si queréis que algunas lleven licor (yo he añadido de naranja) separáis parte del chocolate y le añadís el licor que queráis. Reservar ambas mezclas en la nevera. Yo recomiendo que esté una noche entera para que después sea más fácil manipularlo al darle forma, aunque con 3-4 horas es suficiente.
  3. Cuando la mezcla esté fría damos forma a las trufas con las manos y volvemos a reservar en la nevera.
  4. Fundir 200gr de chocolate para la cobertura de las trufas. Después las sumergís en el chocolate fundido y las colocáis sobre una rejilla para que escurra el chocolate sobrante. Debajo colocáis otra bandeja con papel de horno para no manchar.
  5. El toque final para que queden de exposición es adornarlas. Yo a las que llevan licor de naranja les he añadido unas virutas de corteza de naranja, a otras virutas pistacho y al resto unas finas tiras de chocolate por encima.

Podéis adornarlas como veáis, con almendras, cacao en polvo, fideos de chocolate… esto ya es al gusto del consumidor.

Yo os aseguro que si las preparáis vais a triunfar ante vuestros amigos o familiares. Ahora es tu turno. Cualquier duda o sugerencia que tengas no dudes en compartirla.

Así son las de Anna Olson y así me han quedado a mí. Creo que esta vez apruebo más que de sobra.

  

¿Qué es “Mi versión 2.0”?

¿Por qué no intentar hacer en casa ese plato que tanto te gustó de ese restaurante? ¿Y esa receta que viste en aquel programa? No te quedes con las ganas, ¡y al lío!

En Mi versión 2.0 haré mi propia recreación de aquel plato de x restaurante que me cautivó o de recetas de mis cocineros favoritos.

Al final compararé la foto del plato estrella con el resultado final de mi exploración. ¿Tendrán el mismo aspecto? ¿Me saldrá un auténtico desastre? Quién sabe…  Dicen que a base de fallos se aprende.