GALLETAS DE JENGIBRE Y MIEL

Recuerdo la primera vez que probé estas galletas… fue empezar a comer y no parar. Crujientes, delicadas y con un toque especiado… ¡otro nivel!. Lo mejor de todo es que son facilísimas de hacer y os prometo que están buenísimas.


Ingredientes

  • Harina: 300 gr
  • Levadura en polvo: 2 1/2 cucharaditas
  • Jengibre en polvo: 1 cucharada
  • Canela molida: 1 1/2 cucharaditas
  • Nuez moscada molida: 1/2 cucharadita
  • Sal: Una pizca
  • Mantequilla: 115 gr
  • Azúcar moreno: 150gr
  • Esencia de vainilla: 1 cucharadita
  • Miel: 2 cucharadas

Pasos a seguir

  1. En el cuenco mediano pon la harina, la levadura, el jengibre, la canela, la nuez moscada y la sal, y mézclalo todo.
  2. En el cuenco grande bate la mantequilla, el azúcar moreno y la vainilla. Después añade a esta mezcla el huevo y la miel, y vuelve a batir.
  3. Añade la harina y mezcla hasta unir todos los ingredientes. Divide la masa en dos, forma un disco plano con cada mitad, envuélvelos el papel film y ponlos a reposar en la nevera 1 hora.                                                                                                                                                                    
  4. Precalienta el horno a 180º.
  5. Espolvorea la superficie de trabajo con un poco de harina y coloca uno de los discos encima y espolvorea la parte superior de la masa.
  6. Extiende la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 6 mm.
  7. Ahora toca darle forma a las galletas. Si tienes moldes para galletas estupendo, sino puedes hacerlo con la parte superior de un vaso para hacerlas redondas. Repetir el proceso con la otra mitad de la masa. ¡¡No olvides aprovechar los restos!! Con los bordes sobrantes de la masa vuelve a hacer una bola y haz más galletas.
  8. Colócalas en la bandeja del horno con una separación de 2,5 cm entre cada galleta. Prepara previamente la bandeja untándola con mantequilla o cubriéndola con papel de horno.
  9. Hornearlas durante 10-12 minutos.
  10. Dejarlas enfriar sobre un rejilla.
  11. Por último, decóralas a tu gusto. Yo lo hice con chocolate y azúcar glass.

Tenéis que comprobar por vosotros mismos el olor de estas galletas al hornearlas. ¡Una maravilla!

Espero que os animéis a hacerlas y os gusten tanto como a mí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s